glosario contable>Depósitos bancarios

¿Qué es Depósitos bancarios?

Los depósitos bancarios suponen la acción de guardar dinero en una cuenta bancaria, bajo la custodia de una entidad financiera.

Estos depósitos pueden ser a la vista, es decir, disponibles para su utilización inmediata, o bien pueden ser a plazo, lo que implica que el dinero se guarda durante un período determinado con unas condiciones de rentabilidad y retirada específicas.

Tipos de depósitos bancarios

Abordamos distintas categorías que nos permiten satisfacer necesidades financieras diversas:

  • Depósitos a la vista: Son aquellos que ofrecen total disponibilidad del dinero. Las cuentas corrientes y de ahorro son ejemplos de depósitos a la vista.
  • Depósitos a plazo fijo: Con estos depósitos comprometemos una cantidad de dinero durante un tiempo acordado a cambio de una rentabilidad determinada. Son ideales para quien busca una inversión segura y sin riesgos de mercado.
  • Certificados de depósito: Son títulos que emiten las entidades financieras, representativos de un depósito a plazo, que pueden ser negociados en el mercado secundario.
  • Depósitos estructurados: Combinan una inversión a plazo fijo con otra referenciada a otros activos, como índices de bolsa o acciones. Su rentabilidad está ligada al comportamiento de estos activos externos.

Características principales de los depósitos bancarios

Al decidir dónde y cómo depositamos nuestro dinero, debemos considerar varios aspectos fundamentales:

  • Seguridad: Los depósitos están protegidos hasta un límite por el Fondo de Garantía de Depósitos, lo que les confiere una alta seguridad.
  • Liquidez: La disponibilidad de fondos varía según el tipo de depósito. Mientras que los depósitos a la vista ofrecen liquidez inmediata, los depósitos a plazo fijo requieren esperar hasta su vencimiento o asumir penalizaciones por cancelación anticipada.
  • Rentabilidad: Algunos depósitos ofrecen intereses que ayudan a obtener rendimientos del capital guardado.
  • Flexibilidad: Existen depósitos que ofrecen la posibilidad de realizar aportaciones y cancelaciones parciales.
  • Costes: Es importante tener en cuenta las posibles comisiones por mantenimiento o gestión de los depósitos.

Ejemplos prácticos de depósitos bancarios

Ejemplo 1: Imaginemos que una empresa decide reservar una cantidad mensual de dinero para cumplir con sus compromisos a largo plazo, como el pago de impuestos anuales. Podría abrir un depósito a plazo fijo a un año con una rentabilidad del 1%, asegurándose así de que ese dinero no solo se mantendrá intacto, sino que además generará intereses.

Ejemplo 2: Un autónomo recibe un ingreso imprevisto y decide colocarlo en un depósito a la vista que le ofrece liquidez inmediata para poder hacer frente a posibles gastos o inversiones sin perder el acceso a ese capital, manteniendo su dinero seguro y disponible en todo momento.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor