¿Cansado de generar facturas con Excel o Word? Accede con el cupón GLOSARIO y disfruta de 2 meses gratis
glosario contable>fondos propios

¿Qué es fondos propios?

Los fondos propios podemos definirlos como las aportaciones de socios a la empresa más los beneficios o pérdidas se hayan generado. Son la base de la solvencia de una empresa ya que si los agota esta entraría en quiebra.

Otra definición puede ser la diferencia entre el activo de una empresa y las deudas y es lo que forma el patrimonio neto.

En que consiste.

Podemos simplificarlos y para que tengamos una visión global de lo que son, como la suma del capital social aportado por los socios, las reservas o fondos que se conserven de ejercicios anteriores y la suma del ejercicio actual en el que se haga la cuenta de pérdidas y ganancias. Es todo lo ganado o perdido por la empresa mediante su ejercicio y su propia constitución.

Cómo controlar los fondos propios.

Como hemos comentando en la definición inicial, los fondos propios son la parte económica más importante de la empresa, ya que son el sustento y si la diferencia entre estos y los gastos es negativa podemos decir que la empresa está en bancarrota.

Debemos tener en cuenta también dos cosas muy importantes relacionadas con este pasivo, ya que su coste es mayor que otro tipo de financiación externa:

  • Por ejemplo, los intereses pagados cuando la financiación es externa son deducibles.
  • Los socios esperan dividendos superiores al de de su inversión inicial, con lo que es posible que lo que tengamos que pagar sea mayor que lo que aportan estas personas.

El rendimiento de estos fondos propios viene dado por diferentes factores y de esta forma tenemos:

  • El aumento del capital por la aportación de los socios a lo largo del tiempo.
  • Los beneficios por la actividad de la propia empresa aumentan los fondos propios es donde debemos poner foco.
  • Las reducciones del capital bien sea por la liquidación de la empresa o sociedad o por el reparto de dividendos.
  • Finalmente tenemos las perdidas de capital por la propia actividad de la empresa, que debemos minimizar o controlar para que estas no superen a los beneficios y la aportación inicial.

Los fondos propios son la base de cualquier empresa que quiera ser solvente a lo largo de los años, y tener en cuenta ciertos aspectos como los aumentos y perdidas de capital marcarán la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Pedro González

Autor en Billin. Pedro Gonzalez es el content manager que se asegura de que todo el contenido de Billin sea veraz, auténtico y de utilidad para ti.