Vodafone y Banco Santander venden el software de facturación Billin a sus clientes

¿Qué es Demora?

La demora hace referencia al retraso en el cumplimiento de una obligación o en la ejecución de una operación. En un contexto más amplio, puede implicar consecuencias legales y financieras significativas.

Definición de demora

Cuando hablamos de demora, nos referimos al incumplimiento temporal en la realización de una actividad o pago dentro del lapso estipulado o esperado.

Este incumplimiento puede deberse a diversos factores, entre los cuales se incluyen la ineficiencia administrativa, problemas de liquidez, o simplemente la falta de atención a los plazos establecidos.

Ámbitos de aplicación y consecuencias

La demora puede tener lugar en distintos ámbitos del mundo empresarial y financiero.

Por ejemplo, en el pago de impuestos, nóminas, proveedores, o en la entrega de informes contables.

Las consecuencias de una demora pueden variar desde sanciones monetarias, como intereses de demora o multas, hasta la pérdida de confianza por parte de los inversores o la deterioración de la imagen corporativa.

Intereses de demora

Una de las repercusiones más inmediatas de la demora en el ámbito fiscal es la generación de intereses de demora.

Estos intereses están diseñados para compensar al acreedor por el retraso en la recepción de su pago.

Su cálculo se realiza en función del tiempo transcurrido y la cantidad adeudada, aplicando un tipo de interés establecido por la ley o convenido entre las partes.

Cómo evitar la demora

Para evitar incurrir en demoras, es crucial establecer un sistema de gestión de plazos y pagos eficaz.

Esto incluye el uso de calendarios fiscales, recordatorios, y la implementación de procedimientos de control interno.

Asimismo, es importante mantener una buena planificación financiera que permita anticiparse a los compromisos adquiridos.

Ejemplos prácticos de demora

Imaginemos que una empresa tiene la obligación de pagar el IVA correspondiente al trimestre antes del día 20 del mes siguiente a la finalización del trimestre.

Si la empresa hace este pago el día 23, ha incurrido en una demora de tres días, por lo que debe calcular y abonar los intereses de demora correspondientes por ese periodo adicional.

Supongamos que una empresa constructora se retrasa en la entrega de una obra y ha superado el plazo máximo estipulado en el contrato.

La demora podría llevar a la aplicación de penalizaciones contractuales, así como dañar su reputación en el mercado, pudiendo afectar la consecución de futuros contratos.

Más términos contables

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor