glosario contable>Criterio de caja

¿Qué es Criterio de caja?

El criterio de caja es un método de contabilidad que implica el reconocimiento de ingresos y gastos en el momento en que se produce realmente el flujo monetario, es decir, cuando el dinero cambia de manos.

Este criterio se opone al criterio de devengo, que reconoce ingresos y gastos cuando se genera el derecho a cobrar o la obligación de pagar, respectivamente, independientemente de si se ha producido o no el movimiento real del dinero.

¿Cómo funciona el criterio de caja?

El funcionamiento del criterio de caja es relativamente sencillo en términos conceptuales.

Consideramos que un ingreso ha sido efectivamente realizado no cuando se emite la factura correspondiente, sino cuando el pago es recibido en la cuenta bancaria o en caja de la empresa. Por el lado de los gastos, sucede lo contrario, no se registran cuando se recibe la factura, sino cuando se realiza el desembolso efectivo de dinero para saldarla.

Aspectos claves del criterio de caja

Hay varios aspectos que son fundamentales para entender cómo aplicar correctamente el criterio de caja en la gestión fiscal y contable de una empresa:

  • Flujos monetarios reales: Solo se contabilizan los movimientos económicos que se han producido efectivamente, lo cual puede ser más intuitivo para muchos gestores empresariales.
  • Impacto en la liquidez: Este criterio ofrece una imagen mucho más fiel de la liquidez real de la empresa en un momento dado, ya que refleja los fondos efectivamente disponibles.
  • Condiciones de aplicación: Es importante conocer que el criterio de caja está sujeto a ciertas condiciones y límites establecidos por la normativa fiscal de cada país.
  • Diferencias con el criterio de devengo: Mientras que el criterio de devengo puede generar una diferencia temporal entre los ingresos contabilizados y la entrada efectiva de caja, el criterio de caja elimina esta disparidad.

Beneficios del criterio de caja

Aplicar el criterio de caja puede ofrecer varias ventajas para las empresas:

  • Pago de impuestos sobre el dinero realmente cobrado: Esto puede aliviar la carga fiscal en períodos donde, aunque haya habido mucho movimiento contable, los cobros efectivos han sido menores.
  • Gestión de liquidez: Permite una mejor planificación financiera al basarse en la tesorería real y no en expectativas de cobros o pagos futuros que podrían no materializarse.

Limitaciones y consideraciones del criterio de caja

A pesar de sus ventajas, el criterio de caja no está exento de limitaciones:

  • Regulación específica: No todas las empresas pueden acogerse a este método, ya que la legislación puede establecer requisitos y limitaciones.
  • Complejidad en la transición: Cambiar del criterio de devengo al de caja puede requerir un esfuerzo administrativo y contable significativo.

Ejemplos prácticos del criterio de caja

Ejemplo 1: Imaginemos que tenemos una empresa que vende maquinaria. En noviembre realiza una venta de 10.000 euros, pero el cliente no efectúa el pago hasta enero del año siguiente. Con el criterio de caja, este ingreso se contabilizaría en enero, cuando se ha recibido el pago, y no en noviembre, cuando se emitió la factura.

Ejemplo 2: Supongamos ahora que esa misma empresa recibe una factura de un proveedor de 5000 euros en diciembre, pero decide aplazar el pago hasta febrero. Según el criterio de caja, el gasto correspondiente a esa factura se registrará en febrero, que es cuando se efectúa el pago, en lugar de hacerlo en diciembre cuando se recibió la factura.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor