¿Qué es IBI?

El IBI o impuesto sobre bienes inmuebles, es una tasa que se paga de forma anual y que recae sobre el valor catastral de las propiedades urbanas, rústicas o de características especiales, lo que significa que cada inmueble, sea una vivienda, un local comercial o una parcela, está sujeto a este impuesto en función de su valoración oficial.

Características del impuesto IBI

El IBI se caracteriza por ser un impuesto periódico, directo y de carácter real, es decir, su imposición no depende de la situación económica del contribuyente, sino del bien en sí.

Además, está regulado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, que aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Elementos del impuesto IBI

  • Sujeto pasivo: Quien tiene la obligación de pagar el impuesto. Generalmente, es el propietario de la propiedad a fecha 1 de enero de cada año.
  • Hecho imponible: La existencia de una propiedad inmobiliaria.
  • Base imponible: Determinada por el valor catastral del inmueble, establecido por la Dirección General del Catastro.
  • Tipo de gravamen: El porcentaje que aplicarán los ayuntamientos sobre la base imponible, dentro de los límites establecidos por ley.
  • Cuota tributaria: El resultado de aplicar el tipo de gravamen sobre la base imponible.
  • Período impositivo: Corresponde al año natural.
  • Gestión del impuesto: Corresponde a los consistorios locales.

¿Cómo se calcula el IBI?

Para calcular el IBI, se multiplica el valor catastral del inmueble por el tipo impositivo fijado por cada ayuntamiento. El valor catastral es una valoración administrativa que se realiza teniendo en cuenta la ubicación, la antigüedad, el coste de construcción y otros factores.

Este valor lo revisa el Catastro regularmente, y puede variar provocando cambios en la cuota de IBI.

Los ayuntamientos tienen cierta autonomía para establecer el tipo de gravamen, siempre que no sobrepase los límites establecidos por la Ley de Haciendas Locales. Este tipo puede ser diferenciado en función del tipo de inmueble, promoviendo así políticas fiscales adaptadas a la realidad de cada municipio.

Ejemplos prácticos de cálculo del IBI

Ejemplo 1: Vivienda urbana

Supongamos que tenemos una vivienda en Madrid con un valor catastral de 150.000 euros. Si el tipo impositivo fijado por el Ayuntamiento de Madrid es del 0,4%, el cálculo del IBI sería:

150.000 euros (valor catastral) x 0,004 (tipo impositivo) = 600 euros anuales de IBI.

Ejemplo 2: Local comercial

En el caso de un local comercial en Barcelona con un valor catastral de 300.000 euros y un tipo impositivo del 0,75% aplicado por su ayuntamiento, el IBI a pagar sería:

300.000 euros (valor catastral) x 0,0075 (tipo impositivo) = 2.250 euros anuales de IBI.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor