¿Qué es flete?

El flete es el término usado en comercio para denotar el costo asociado al transporte de mercancías.

El concepto abarca desde el pago por el desplazamiento de bienes en distintos medios de transporte (terrestre, marítimo o aéreo), hasta los servicios adicionales que puedan incluirse en el proceso de envío.

Fijarse en el flete es fundamental para las empresas que participan en actividades de comercio, tanto a nivel local como internacional, porque representa una parte importante de los costes logísticos.

Componentes del flete

El flete no es solo una tarifa plana por enviar un producto de un lugar a otro, sino que puede estar compuesto por varios elementos que determinan su costo final:

  • Coste por transporte, que se calcula con base en la distancia y el medio de transporte.
  • Tarifas de carga y descarga.
  • Seguros de transporte, para proteger las mercancías durante el trayecto.
  • Gastos aduaneros, si aplican, en caso de transporte internacional.
  • Costes por almacenamiento temporal si es necesario en tránsito.
  • Recargos por combustible o por urgencia en la entrega.

Tipos de flete

Existen diferentes tipos de flete, cada uno adaptado a las necesidades específicas del envío:

  • Flete terrestre: Utiliza la red de carreteras y es muy versátil para distancias cortas o medianas.
  • Flete marítimo: Ideal para grandes volúmenes y pesos, es la modalidad más utilizada en el comercio internacional.
  • Flete aéreo: La opción más rápida, aunque generalmente la más costosa, usada para mercancías de alto valor o que requieren rapidez en la entrega.

Factores que afectan el costo del flete

El costo del flete puede variar por múltiples razones:

  • Dimensiones y peso de las mercancías: A mayor tamaño y peso, el costo tiende a ser más elevado.
  • Naturaleza de la carga: Mercancías peligrosas o perecederas suelen implicar tarifas más altas.
  • Distancia de transporte: A mayor distancia, mayor será el costo del flete.
  • Urgencia de la entrega: Los envíos express implican un mayor coste.
  • Fluctuaciones en la demanda de transporte: Por ejemplo, las temporadas altas pueden incrementar los precios.
  • Tarifas aduaneras y regulaciones: Particularmente relevante en el comercio entre distintos países.

Importancia del flete en la contabilidad

En la contabilidad empresarial, el flete se considera dentro de los costes logísticos, y puede clasificarse tanto como un gasto operativo como parte del costo de los bienes vendidos (COGS), dependiendo de su relación con la actividad primaria de negocio y el momento en el que se incurra el gasto de transporte.

Es crucial llevar un registro detallado de estos costos pues afectan directamente la línea base de los ingresos y gastos de una compañía.

Ejemplo práctico: cálculo de flete en una operación comercial

Imaginemos que nuestra empresa, dedicada a la importación de productos electrónicos, necesita traer una carga de teléfonos móviles desde China a España.

Se opta por el flete marítimo debido a que el volumen es considerable. Tras obtener presupuestos de diferentes compañías de transporte, seleccionamos una que nos ofrece un flete que incluye el transporte desde el puerto de origen hasta el destino, los costes de carga y descarga, así como un seguro de transporte.

En este caso, el coste del flete se negociaría en función del volumen de los bienes y la distancia, añadiendo posibles costes aduaneros y seguros que protegen la mercancía.

Ejemplo práctico: impacto del flete en el precio de venta

Supongamos ahora que dirigimos una tienda online de muebles y vendemos un armario que debe enviarse desde nuestro almacén en Madrid a un cliente en Barcelona.

Al calcular el precio de venta, tenemos en cuenta el costo del flete terrestre, que debe ser absorbido por la empresa o repercutido al cliente. Este costo se agrega al precio de coste del producto para determinar el precio final de venta.

Si el flete es alto debido a la urgencia del cliente o al tamaño del producto, esto puede impactar significativamente en el precio final y en la decisión de compra del cliente.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor