glosario contable>Factura simplificada

¿Qué es factura simplificada?

Una factura simplificada es un tipo de factura más sencilla, emitida en el contexto de ventas al por menor o prestaciones de servicios a consumidores finales, y cuyo uso se encuentra regulado por la legislación correspondiente.

Las facturas simplificadas se caracterizan por requerir menos datos que las facturas ordinarias.

Son una herramienta que ayuda tanto a pequeños empresarios como a autónomos en su gestión diaria, agilizando el proceso de facturación debido a la menor cantidad de información que incluyen.

Características de una factura simplificada

Las facturas simplificadas deben contener algunos datos obligatorios establecidos por la normativa fiscal en vigor.

Entre estos datos indispensables podemos mencionar:

  • Número de factura y serie, si procede.
  • Fecha de emisión.
  • Identificación del emisor (nombre y apellidos o razón social, y NIF).
  • Descripción de los bienes y servicios proporcionados.
  • El tipo impositivo aplicado (IVA).
  • Total de la factura.

¿Cuándo se puede utilizar?

Emitimos facturas simplificadas en aquellos supuestos en los que la normativa lo permite.

Principalmente se utilizan en:

  • Transacciones cuyo importe no exceda de 400 euros (IVA incluido).
  • Ventas al por menor o a consumidores finales.
  • Servicios de hostelería, restauración y similares.
  • Ventas y prestaciones de servicio realizadas por ambulantes o en quioscos, entre otras.

Es importante recalcar que la posibilidad de usar una factura simplificada en lugar de una completa depende específicamente de lo que permita la ley, también en relación con la cuantía del servicio o bien vendido.

Diferencias con una factura completa

La principal diferencia entre una factura simplificada y una completa radica en la cantidad de información que cada una debe incluir.

Mientras una factura completa tiene una serie de requisitos más extensa, como la dirección del empresario y del cliente, la desglosación de base imponible, el detalle de cuotas tributarias aplicadas y otros datos fiscales, una factura simplificada recoge información más básica que efectúa el mismo propósito: documentar una transacción.

Ejemplos prácticos de factura simplificada

Ejemplo 1: venta en una tienda de ropa

Imaginamos que gestionamos una pequeña tienda de ropa y un cliente compra varias prendas por un importe total de 150 Euros. Dado que se trata de una venta al por menor y el importe es inferior al límite establecido, emitimos una factura simplificada donde especificamos nuestro nombre y NIF, la fecha, los artículos vendidos, el IVA aplicado y el total de la operación.

Ejemplo 2: servicios de un café

Si poseemos un café y un cliente consume alimentos y bebidas por un valor de 30 Euros, podemos emitir una factura simplificada reflejando los mismos datos que en el ejemplo anterior. Aquí también es aplicable debido a que se considera un servicio de hostelería a un consumidor final.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor