Más de 120.000 clientes ya usan nuestro programa para hacer facturas

¿Qué es Renting?

El Renting es un servicio de arrendamiento de bienes muebles, que no tiene la posibilidad de la opción a compra, por el que se pagará una cuota fija durante la vigencia del contrato, incluyendo servicios de mantenimiento, seguros, etc.

Veamos su definición formal, sus características, cuáles son sus ventajas y sus diferencias con el Leasing

¿Qué es un Renting?

El Renting es un contrato de alquiler que se realiza sobre un bien mueble, a cambio del pago de unas cuotas periódicas.

Este tipo de Contrato de Renting suelen ofrecerlo las entidades bancarias o empresas especializadas, aunque también lo ofrecen empresas filiales de los propios fabricantes.

¿Cuáles son sus características?

Las características principales de este producto Renting son:

  • Puede ser utilizado tanto por particulares como empresas
  • La empresa con la que subrogamos este contrato, puede adquirir este producto, en el caso de que no lo tuviese en stock, para ponerlo a nuestra disposición
  • No se contempla la opción a compra
  • No se considera un producto financiero, por ello, no tiene ninguna supervisión especial
  • Este producto se usa en bienes muebles que no se pueden adquirir debido a su elevado precio de adquisición
  • En el ámbito empresarial son gastos deducibles 100%, siempre que esté afecto a su actividad económica

Quizás te interese nuestro artículo sobre las diferencias entre préstamos y leasing.

Ventajas del Renting

Sus principales ventajas son:

  • Cuando contratamos este producto, no tenemos que desembolsar ninguna cantidad de dinero inicial
  • Junto al bien muebles se nos proporcionará un conjunto de servicios accesorios
  • El cliente disfrutará del bien mueble hasta que se amortice, posteriormente, podría volver a realizar un nuevo contrato de Renting en el mismo producto nuevo

Con respecto a sus desventajas es que tendrá una cuota periódica más elevada que el resto de contratos

Diferencias entre Renting y Leasing

Veamos sus principales diferencias:

  • Con respecto al servicio de mantenimiento, en el Leasing, tendrás que contratar este servicio en otra empresa, mientras que el Renting, irá todo incluido en la cuota periódica.
  • Con respecto a la finalidad, en el Leasing, tendrás que destinarlo a la actividad económica, mientras que, en el Renting, no existe esa obligación
  • Con respecto a la desgravación fiscal, en el Leasing podrás incluir las cuotas y las amortizaciones, mientras que, en el Renting, sólo se incluirá la cuota periódica
  • Con respecto a la opción de compra, en el Leasing, podrás optar por la opción de compra, mientras que, en el Renting, no existe esa posibilidad.

Desde Billin, el programa de facturación online, te ofrecemos más información sobre términos contables y financieros.

Pedro González

Autor en Billin. Pedro Gonzalez es el content manager que se asegura de que todo el contenido de Billin sea veraz, auténtico y de utilidad para ti.