glosario contable>Comercio triangular

¿Qué es comercio triangular?

El comercio triangular es un sistema de intercambio que implica a tres mercados o regiones diferentes donde cada uno aporta y recibe bienes de valor en una cadena de transacciones que forman un circuito cerrado.

Este modelo de comercio fue particularmente prevalente durante el siglo XVII hasta el XIX en el ámbito del comercio transatlántico y ha evolucionado hasta nuestros días adaptándose a distintos contextos económicos y empresariales.

Componentes y funcionamiento

Para entender el funcionamiento del comercio triangular, es necesario desgranar sus componentes principales.

Tradicionalmente, este comercio consiste en tres etapas que conectan tres regiones o puntos geográficos:

  • Primera etapa: Se exportan mercancías desde la primera región hacia la segunda.
  • Segunda etapa: La segunda región intercambia estos productos por otros bienes que son enviados a la tercera región.
  • Tercera etapa: Por último, la tercera región exporta productos de vuelta a la primera región, completando así el ciclo.

Esta estructura permite que cada región se especialice en la producción y exportación de bienes en los que tiene una ventaja comparativa, generando eficiencias y beneficios económicos para todas las partes involucradas.

Aplicaciones históricas

El ejemplo más conocido de comercio triangular se dio durante la era de la colonización, donde era habitual el movimiento triangular de esclavos, materia prima y productos manufacturados entre África, América y Europa. Esta fue una práctica que desafortunadamente sustentó la economía de muchas naciones en aquel momento. Hoy en día, el término se puede aplicar a cualquier sistema de comercio que implique tres actores o regiones interdependientes.

Ejemplos prácticos para entender el comercio triangular

Ejemplo del comercio de moda: En el sector de la moda, podemos encontrar un ejemplo de comercio triangular. Imaginemos que España produce y exporta textiles a Marruecos. Marruecos utiliza estos textiles para fabricar prendas de ropa que, posteriormente, se exportan a Francia. Finalmente, Francia, conocida por su sector del lujo y cosméticos, exporta perfumes y accesorios de moda de vuelta a España. Cada país utiliza su producción local para intercambiar y adquirir lo que necesita de otros mercados, aprovechando su especialización.

Ejemplo de la industria electrónica: En la industria electrónica, también se puede dar una situación de comercio triangular. Supongamos que Japón exporta componentes electrónicos a China; China ensambla estos componentes en productos electrónicos terminados y los exporta a Alemania; y Alemania, a su vez, exporta maquinaria y equipos especializados de regreso a Japón. Este tipo de comercio permite que cada país se centre en diferentes etapas de la cadena de producción, mejorando la eficiencia global y generando más riqueza dentro de este circuito comercial.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea facturas y presupuestos sin coste.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos con los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.

La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor