glosario contable>Capital invertido

¿Qué es Capital invertido?

El capital invertido es fundamental para comprender cómo se financia una empresa y su desempeño financiero a largo plazo.

Hace referencia al monto total de dinero que los accionistas y deudores han aportado para el uso en las operaciones de una empresa.

Es decir, se trata de la suma de recursos puestos a disposición con el propósito de generar ingresos y valor.

Desglosando el capital invertido

Para entender a fondo el concepto de capital invertido, es esencial desglosar sus componentes. Estos incluyen, principalmente, dos grandes fuentes de financiación: el capital propio y el ajeno.

Capital propio: Se refiere a los recursos financieros aportados por los propietarios o accionistas de la empresa. Este incluye las acciones comunes, las preferentes, las reservas y los beneficios retenidos.

Capital ajeno: Corresponde a la financiación proveniente de terceros, como los préstamos bancarios, las obligaciones emitidas o cualquier otra forma de deuda financiera.

Importancia del capital invertido en la empresa

El capital invertido es una métrica clave para evaluar la eficiencia y la rentabilidad de una empresa.

A través de este, podemos medir el retorno que los inversores están obteniendo respecto a los recursos que han confiado a la compañía. Además, ofrece una idea clara del nivel de endeudamiento de la empresa y su capacidad para generar valor a partir de los activos financiados.

Cálculo del capital invertido

El cálculo del capital invertido puede variar ligeramente según la metodología utilizada, pero en esencia incluye la suma del patrimonio neto y la deuda financiera. A continuación, detallamos la fórmula general para calcular el capital invertido:

Capital Invertido = Patrimonio Neto + Deuda Financiera

Donde el patrimonio neto se obtiene de restar los pasivos totales a los activos totales, y la deuda financiera incluye todos los préstamos y créditos en vigor que la empresa debe saldar.

El capital invertido en el análisis financiero

En el análisis financiero, el capital invertido juega un rol vital. A través de él, podemos determinar indicadores como el Retorno sobre el Capital Invertido (ROIC), que refleja la capacidad que tiene una empresa para convertir la inversión en ganancias netas.

Esta tasa de retorno es un termómetro esencial de la salud financiera y la sostenibilidad a largo plazo de cualquier negocio.

ROIC = (Beneficio Neto después de Impuestos / Capital Invertido) x 100

Ejemplos prácticos del cálculo del capital invertido

Ejemplo 1

Supongamos que una empresa tiene un patrimonio neto de 200.000 euros y una deuda financiera de 150.000 euros. Su capital invertido sería 200.000 + 150.000 = 350.000 euros. Si esta empresa genera un beneficio neto después de impuestos de 50.000 euros, su ROIC sería (50.000 / 350.000) x 100 = 14,29%.

Ejemplo 2

Consideremos una empresa con un patrimonio neto de 500.000 euros y deuda financiera de 300.000 euros. Por tanto, su capital invertido ascendería a 800.000 euros. Si el beneficio neto después de impuestos es de 120.000 euros, entonces el ROIC sería (120.000 / 800.000) x 100 = 15%.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número
La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.