glosario contable>Autónomo societario

¿Qué es Autónomo societario?

Este término se refiere a aquellos empresarios individuales que ejercen su actividad económica como socios de una sociedad mercantil, ya sea anónima, limitada o laboral, entre otras, y cumplen con una serie de requisitos específicos que establece la normativa vigente.

Un autónomo societario, por tanto, se diferencia del trabajador autónomo común por su vinculación con la entidad y por asumir roles de control y gestión dentro de la misma. No obstante, siguen siendo trabajadores por cuenta propia, responsables de sus obligaciones fiscales y de seguridad social de manera individual.

Características principales

Existen una serie de características que nos ayudan a diferenciar al autónomo societario de otros tipos de trabajadores autónomos:

  • Debe ser socio de una sociedad mercantil y ejercer un cargo de gerencia o administración en la misma.
  • Tiene que poseer al menos el 25% del capital social o el 33% si lo obtiene por vínculos familiares con otros socios.
  • Se sujeta a un régimen de cotización a la Seguridad Social específico, que tiene en cuenta la base de cotización del grupo de cotización 1 del Régimen General.

Estas características son determinantes a la hora de configurar su régimen fiscal y sus obligaciones legales, así como los beneficios y modalidades que puede adoptar dentro del sistema económico español.

Obligaciones fiscales y de la Seguridad Social

Los autónomos societarios deben cumplir con una serie de obligaciones que son esenciales para la correcta gestión de su actividad:

  • Deben estar inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).
  • Tienen que cumplir con la declaración de impuestos como el IRPF y el IVA, así como con los pagos a la Seguridad Social.
  • Se enfrentan a una base de cotización mínima más elevada que la de los autónomos comunes, dado que se equiparan a categorías laborales de alto nivel directivo.

Diferencias con el autónomo común

Para distinguir un autónomo societario de un autónomo común, debemos enfocarnos en las siguientes diferencias:

  • El autónomo societario está vinculado con una sociedad mercantil y tiene responsabilidades dentro de la misma.
  • La base de cotización de los autónomos societarios está sujeta a los límites que se aplican a los altos cargos dentro de una empresa, mientras que los autónomos comunes tienen una base regulada diferente, generalmente menor.
  • Los autónomos comunes pueden optar por distintos tipos de beneficios y bonificaciones que no siempre están disponibles para los autónomos societarios.

Estas diferencias no solo son administrativas, sino que también afectan a la cotización para la jubilación y otros derechos sociales.

Ejemplos prácticos para entender el concepto de autónomo societario

Ejemplo 1: Imaginemos a Clara, quien ha fundado una empresa tecnológica y posee el 40% del capital social. Además, desempeña el cargo de administradora única. En este caso, Clara es un autónomo societario y debe cotizar según las condiciones especiales que marca su estatus, con una base de cotización correspondiente a su categoría directiva.

Ejemplo 2: Tomemos el caso de Luis, que es socio de una consultoría de marketing en la que también trabaja como director general. Posee un 30% de las acciones de la empresa y su esposa tiene otra parte, sumando entre ambos más del 33%. Luis debe registrarse como autónomo societario y sus obligaciones fiscales y de la Seguridad Social estarán orientadas en consecuencia a su doble rol como socio y gerente.

Beneficios y desventajas de ser autónomo societario

Ser autónomo societario conlleva una serie de beneficios y desventajas que debemos considerar:

Beneficios:

  • Puede ser más ventajoso fiscalmente manejar la remuneración a través de la sociedad.
  • Se adquieren responsabilidades y derechos propios de un directivo de sociedad.
  • Puede haber mayor prestigio y solidez en el mercado por estar vinculado a una estructura empresarial estable

Desventajas:

  • La base de cotización mínima es más alta, lo que se traduce en cuotas a la Seguridad Social más elevadas.
  • Menor acceso a determinadas bonificaciones y ayudas que sí podrían aprovechar los autónomos comunes.
  • Someterse a una fiscalización más rigurosa por parte de las entidades públicas al estar asociado a una sociedad mercantil.
¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número
La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.