glosario contable>Bien agotable

¿Qué es Bien agotable?

Cuando hablamos de un bien agotable, nos referimos a aquellos activos que son susceptibles de ser consumidos o de agotar su utilidad a lo largo del tiempo por el hecho de ser utilizados.

Estos bienes se caracterizan por ofrecer un cierto número de servicios o por tener una cantidad limitada de uso productivo.

Este consumo de su capacidad podría darse tanto por un desgaste físico como por el agotamiento de recursos naturales que no son renovables.

Características de los bienes agotables

Los bienes agotables presentan una serie de características que facilitan su identificación dentro de la contabilidad de una empresa.

En primer lugar, están vinculados intrínsecamente a la actividad productiva y suelen tener un periodo de utilidad definido. Además, su consumo implica la necesidad de contar con ciertos procesos de amortización o depreciación que reflejen su pérdida de valor en la contabilidad de la empresa.

Por último, debido a su naturaleza consumible, estos bienes suponen un costo que la empresa debe asumir y gestionar de forma adecuada.

Diferencia entre bienes agotables y no agotables

No todos los bienes que una empresa utiliza en su actividad económica son agotables. La principal diferencia entre bienes agotables y no agotables radica en la capacidad de estos últimos para mantener su utilidad en el tiempo sin sufrir un consumo evidente.

Mientras los bienes agotables se consumen o se agotan, los bienes no agotables pueden ser utilizados de forma continua sin perder su valor inicial de forma significativa.

Ejemplos de bienes agotables

Ejemplo 1

Imaginemos una empresa minera que extrae carbón. El carbón es un recurso natural no renovable, por lo que cada tonelada extraída reduce la cantidad disponible hasta que se agote completamente. En este caso, el carbón es un bien agotable.

Ejemplo 2

Pensemos en una compañía de transporte que dispone de una flota de vehículos. Cada vehículo tiene un número limitado de kilómetros que puede recorrer antes de que su rendimiento descienda notablemente o requiera una renovación. Aquí, cada vehículo es un bien agotable.

Contabilización de los bienes agotables

En la contabilidad, los bienes agotables requieren un tratamiento especial a través de la amortización o la depreciación. La amortización de estos bienes consiste en distribuir su coste a lo largo de su vida útil, reflejando así la pérdida de valor que sufren al ser utilizados.

De manera similar, la depreciación se aplica a los activos tangibles agotables para reconocer el desgaste y la pérdida de utilidad con el paso del tiempo.

Relevancia de los bienes agotables en la gestión empresarial

Tener un claro entendimiento y manejo de los bienes agotables es crucial para la salud financiera de una empresa.

Su correcta valoración y depreciación asegura que los estados financieros reflejen la realidad de la situación económica de la empresa.

Además, una adecuada gestión de estos bienes ayuda a planificar inversiones futuras y tomar decisiones estratégicas en cuanto al reemplazo o mantenimiento de los mismos.

¿Eres autónomo o pyme?

Crea presupuestos, facturas y tickets sin coste para tu negocio.

Consigue Billin gratis gracias al Kit digital Acelera pyme del Gobierno.

Nosotros te ayudamos gratis con todos los trámites.

Introduce una dirección de correo correcta Introduce una dirección de correo correcta
Introduce una contraseña No se han cumplido los requisitos de contraseña
8 o más caracteres
Al menos 1 minúscula
Al menos 1 número
La dirección de correo introducida ya está presente en nuestra base de datos Error de servidor, pruebe más tarde por favor

*Solución 100% subvencionada para autónomos y empresas de 0 a 49 empleados gracias al Kit Digital.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Digital 2025, y Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 de los fondos Next Generation de la UE.