¿Cansado de generar facturas con Excel o Word? Accede con el cupón GLOSARIO y disfruta de 2 meses gratis
glosario contable>Plusvalía

¿Qué es Plusvalía?

La Plusvalía es el incremento de valor de un bien o producto, que por causas ajenas y que no puede controlar el propietario, da lugar a una ganancia.

Veamos su definición formal, quién debe pagarla y cómo se calcula la Plusvalía

¿Qué es el la Plusvalía?

Como su nombre indica, la Plusvalía es el Incremento del valor de un terreno de naturaleza urbano, y, se aplica cuando se produce la venta de un bien inmueble.

Este impuesto de Plusvalía se aplica independientemente de que tenga un beneficio o no, actualmente, muchas operaciones de venta se están realizando por debajo del valor real del bien, y a pesar de ello, hay que liquidar este impuesto.

Por tanto, la Plusvalía es el impuesto que grava lo que se ha revalorizado el bien desde el momento de la compra hasta la venta, la donación o la herencia.

Si vas a vender un inmueble, quizás pueda interesarte nuestro artículo sobre la liquidación del impuesto de transmisiones.

¿Quién debe pagar la Plusvalía?

Cuando vendemos un bien inmueble, el vendedor será la persona que tiene que pagar la Plusvalía, sin embargo, cuando ocurre una donación, la Plusvalía la tendrá que pagar quién reciba el bien, igualmente, los contribuyentes que reciban una herencia también deberán pagar la Plusvalía.

¿Cómo se calcula la Plusvalía?

La Plusvalía se calcula en función del valor catastral del bien y de los años que haya permanecido en el patrimonio del vendedor o del donante.

Veámoslo con un ejemplo:

Un contribuyente compró un bien en 2007 y lo vende ahora, el valor catastral del bien son 120.000 euros.

La tasa de revalorización del Ayuntamiento en este momento, suponemos que es del 2,5 %, por los trece años que ha estado en su propiedad (esto varía según el municipio donde se encuentre el inmueble), esto daría lugar a 32,50 %, que multiplicado por el valor catastral nos da la base imponible

120.000 euros x 32,50 % = 3.900 euros

Como vemos en el ejemplo, en este impuesto no se tiene en cuenta lo que ha ganado o perdido el propietario del bien.

Actualmente, existe jurisprudencia que anula dichas liquidaciones, ya que, el Ayuntamiento exige un impuesto sobre una operación que ha conllevado a pérdidas.

Desde Billin, el programa de facturación online, te ofrecemos más información sobre términos contables y financieros.

Pedro González

Autor en Billin. Pedro Gonzalez es el content manager que se asegura de que todo el contenido de Billin sea veraz, auténtico y de utilidad para ti.