La mejor facturación para autónomos Freelance

Aprende a rellenar una plantilla de factura para freelance, de manera que no cometas errores en su cálculo y puedas enviarla al cliente lo antes posible, sin olvidarte de añadir ningún impuesto como el IVA o el IRPF, de lo contrario tendrías que pagarlo de tu bolsillo.

la mejor facturacion
plantillas de facturas freelance

Descarga gratis el modelo de factura freelance

Descarga gratis la plantilla de factura para freelance, para conseguir ordenar tus clientes de forma óptima, con esta plantilla te dará una mayor eficiencia en tu contabilidad y en la gestión de los cobros.

¿Para qué sirve una plantilla de factura freelance?

El hecho de trabajar por tu cuenta como freelance te ocasiona tener que enfrentarte a la burocracia e incluso convertirte en tu propio asesor fiscal.

Ten en cuenta que la factura es un documento legal que refleja la información de una operación comercial, la cual, se debe emitir en el momento que finalizamos nuestro trabajo, por ello, debes cobrar lo antes posible.

Te ofrecemos los siguientes consejos a la hora de elaborar una factura de freelance:

  • No tengas miedo a la hora de facturar, aunque sea un amigo o familiar.
  • Envía la factura lo antes posible, ya que, de eso dependerá cuando la cobres.
  • Debes revisar la factura de freelance antes de enviarla, de manera que no cometas errores gramáticos.
  • Guarda la documentación hasta que el cliente te pague la factura.
  • Agradece la confianza a tu cliente, ya que, podría convertirse en una relación más duradera.
  • Ofrece tantas formas de pago como te sea posible, de manera que el cliente use la más adecuada para él.
  • Asegúrate de estar aplicando los impuestos correspondientes.

Cómo crear una plantilla de factura freelance

Los elementos indispensables que debe contener una plantilla de factura para freelance son:

  • Nombre y logo de la empresa que emite la factura, de manera que el cliente te identifique de forma rápida
  • Datos personales del emisor: nombre y apellidos o razón social, NIF, domicilio, teléfono, email, etc.
  • Datos personales del receptor o cliente: nombre y apellidos o razón social, NIF, domicilio, teléfono, email, etc.
  • Número y fecha de factura, asegúrate de que el número de factura es correlativo y único
  • Descripción del servicio prestado al cliente, añade una breve explicación para que el cliente sepa por lo que está pagando
  • Indica si el trabajo se paga por horas o por servicio prestado
  • Calcula la base imponible
  • Desglosa la cuota tributaria aplicada (IVA e IRPF)
  • El importe total de la factura
  • Fecha límite y modalidad del pago

Estos son los elementos esenciales, aunque podrías añadir otros complementarios, como, por ejemplo, un descuento por pronto pago.

Recuerda que una factura no sólo es el importe que vas a cobrar, sino que también refleja tu imagen profesional y consigue una relación estable con tu cliente. Si quieres pasar al siguiente nivel puedes pasarte al programa de facturación online Billin.